• Ser periodista en Montenegro: Misionero, incordio y saco de boxeo

    par le 21 janvier 2011
    Amenazas físicas o judiciales, precariedad salarial y falta de consideración. En un país que ocupa la posición 105 en la clasificación 2010 de la libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras, la profesión del periodista está llena de trabas. Sin embargo, como tantas otras paradojas en Montenegro, la información es la única garantía del interés público, ya que no existe oposición política.